lunes, 29 de septiembre de 2008

Castillos en el agua

Castillo De Egeskov (Dinamarca)

Una soleada mañana nos dirigimos a Odense, en la isla de Fionia. Por la E20, autopista que cruza Dinamarca de Este a Oeste. Con el fin de aprovechar mejor el día, y los horarios daneses –pues todo cierra muy pronto- seguimos hasta Egeskov (ver mapa), en primer lugar vamos a visitar el Castillo del que hemos leído maravillas.

A poco más de 20 Km. al sur de Odense, por una nueva autopista con muy poco tráfico, que se dirige hacía Svendborg, está el Castillo de Egeskov, uno de los castillos renacentistas mejor conservados de Europa.

Es una propiedad particular, perteneciente a la familia Ahlefeldt-Laurvig-Bille, y su historia se remonta al siglo XV.
En esta época, poco después de una guerra civil que introdujo en Dinamarca la Reforma Protestante, la nobleza construía sus residencias como auténticas fortalezas. Está construido en un lago, e inicialmente el único acceso era a través de un puente levadizo. Se sustenta sobre pilotes de roble, y la leyenda dice que se necesito un bosque entero para construir los cimientos del edificio, de ahí su nombre: Egeskov (bosque de robles).
Construido en ladrillo y rodeado de una basta superficie de terreno, que incluye jardines y explotaciones agrícolas.

Excelente impresión a primera vista cuando nos aproximamos por el cuidado parque, que encuentra dividido en innumerables jardines: jardín de fucsias, ingles, acuático, de hierbas, de verduras…y diversos laberintos de seto.

Una gran parte del Castillo se encuentra abierta al público, a excepción de las zonas de uso privado del Conde. Cuidadosamente decorado, sorprende por la gran cantidad de objetos cotidianos –antiguos- que han conservado.

Previo pago de 175 coronas por persona (24,3€), iniciamos la visita por el antiguo despacho del Conde, perfectamente amueblado y dedicado a exponer – con las salas contiguas- sus trofeos de caza. Se lo había tomado en serio y había cazado por medio mundo (o tal vez el mundo entero). Pieles de león, tigre, leopardo, cabezas de búfalo, antílope, colmillos de elefante… acompañados por una gran colección que incluía escopetas, machetes, cuchillos, lanzas, etc. Todo tipo de armas empleadas para el arte de la caza en mil lugares del mundo. La visita continua por los siguientes pisos hasta llegar a la bajo cubierta. En otra serie de estancias se refleja la manera de vivir de la época, con sus muebles, gran colección de cuadros y siempre acompañados de innumerables objetos decorativos que nos harán ver lo detallado de todas las colecciones que alberga el castillo.

Algunos objetos son muy curiosos, como una gran armadura de hierro del siglo XVI, una máquina tragaperras mecánica, o la colección de juguetes y de objetos cotidianos de cocina que se encuentra bajo la cubierta de madera del castillo.

Increíble la gigante casa de muñecas que expone, de procedencia inglesa. La Titania´s Palace. Considerada la casa de muñecas más cara construida. Fue ideada por un pintor inglés y realizada por excelentes artistas. Era el regalo de Sir Neville Wilkinson para su hija Gwendolen. Realizada con un nivel de detalle increíble, muebles tapizados, alfombras, cuadros, y todo tipo de objetos en miniatura realizados con la misma calidad que correspondería con el mobiliario de una casa de esa época. 15 años se emplearon en su construcción.


Desde las habitaciones del castillo se tiene una buena vista de los cuidados jardines que lo rodean. Su interior está perfectamente conservado y también se muestra información sobre las obras que han sido necesarias para acondicionarlo, incluyendo el detalle del coste que tuvo cambiar toda su cubierta, y que como allí se refleja, solo es posible conservarlo en este estado gracias a las muchas visitas que recibe y que sirven para su mantenimiento.

Continuamos por un buen paseo por sus extensos jardines, perfectamente conservados. Los encontramos con flores, con pájaros, renacentista, con hortalizas… hubo tiempo para adentrarnos en algunos de los laberintos de setos, y darnos un buen paseo alrededor del Castillo.

La vista de mismo, como se puede apreciar en las fotografías es esplendida. Merece la pena verlo desde todos los angulos posibles.
Un bonito edificio resaltado por el lago y los jardines que lo rodean. El día acompaña, soleado, con una temperatura ideal y se agradece el frescor que aporta tanta vegetación durante el recorrido.

La visita continúa en el Ladegården, edificio con estructura de madera y cubierta de paja, con aspecto de ser las antiguas caballerizas del Castillo. Una extensa colección de coches de caballos y museo de la agricultura, con infinidad de aperos de labranza y algunas de las primeras máquinas que se utilizaron para trabajar el campo. Aquí se recrean talleres de carpintería y herrería. No deja de sorprendernos la cantidad de objetos que acompañan a cada tema.

El parque continúa hasta los edificios que albergan la colección de Coches y aparatos voladores. Y seguidamente, en otras dos grandes construcciones, la colección de Motocicletas antiguas y de vehículos de bomberos y emergencias de la empresa danesa Falck.

Sobre la colección de coches, motos y aviones no había encontrado mucha información, ni siquiera en la propia página oficial de Egeskov, pues ya la temática del blog delata que es una de mis aficiones. Esperábamos encontrar una, más o menos, decente colección de vehículos.

La sorpresa fue mayúscula, pues sólo comenzando a ver la colección de coches uno se encuentra con magníficos ejemplares de vehículos de gran valor.
Sin esperarlo, íbamos a ver una de las mejores colecciones que hay en Europa… Por supuesto, se merecen su propia entrada en este diario. Próxima parada: Museo de Coches y Motos de Egeskov.



En resumen: magnífico Castillo, con unas colecciones tanto en el interior de Egeskov como los museos anexos dedicados a los Coches de caballos, Motocicletas y Coches antiguos, sorprendentes y que gustarán a todos los visitantes. Parque y jardines deslumbrantes y entorno acondicionado para pasar un día completo (restaurante incluido) en su visita. Las coronas que cobra el señor Conde esta sobradamente justificadas. Uno de los lugares más bonitos que visitamos durante el viaje.


3 comentarios:

  1. Bienvenida Victoria, gracias por el comentario, y por supuesto que pasaré a conocer tu blog
    Saludos

    ResponderEliminar