miércoles, 31 de marzo de 2010

Venecia – El Mercado y la Pescheria

Un paseo gastronómico

Pescheria-22

Mercado de la Pescheria – Venecia – Detalles de exterior

Pescheria-19 Pescheria-18

Madrugamos el viernes, queremos recorrer el histórico mercado y antes de las 9 de la mañana recorremos el corto paseo que va desde el hotel a la zona de Rialto. En las calles y canales comienza la actividad diaria, el comercio todavía está cerrado, pero osterias, restaurantes y “gondolieri” comienzan a Pescheria-25extender su oferta en la Rivas del Carbón y del Vin. Muchos venecianos recorren apresuradamente su trayecto al trabajo. En el puente –y con las tiendas cerradas- no hay turistas. Una buena hora para ver esta turística parte de la ciudad de otra manera; seguramente no tan artificial.

En el gran canal la  actividad es frenética, está plagado de embarcaciones grandes y pequeñas. Será el único momento en el que lo vemos sin góndolas.

Hay un gran movimiento de mercancías para aprovisionar los negocios de la zona –mayoritariamente hosteleros-, y nos sorprende descubrir como funciona una ciudad sin coches ni camiones. Desde el puente vemos como se recogen las basuras, se surten Pescheria-26de bebidas y víveres los restaurantes, se trasiega con todo tipo de cargas y mercancías…; o en una imagen no habitual para los viajeros, como una grúa de gran tonelaje cruza bajo el puente de Rialto.

Cruzamos el canal y seguimos nuestro camino dirección noroeste. En la zona, la más comercial de la ciudad, nos acompaña el sonido de las persianas que comienzan  a  levantarse para abrir los negocios.

Un corto trayecto y llegamos a la zona de La Erbaria. Puestos de frutas y verduras al aire libre, están recién montados y en el muelle que la bordea todavía están descargando la mercancía de estas furgonetas acuáticas.

Pescheria-6

Pescheria-1Como es pronto el mercado está poco concurrido, apenas llegan las primeras clientas. Vemos, y fotografiamos, algunos de los tradicionales y afamados productos de la zona, como el radicchio de Treviso, o las alcachofas.

Varias especies de verduras  son nuevas para nosotros, y solo la curiosidad nos impulsa a enterarnos de que son y para que se utilizan en la cocina italiana.

El radicchio es una variedad de la achicoria; parece ser que emparentada con la achicoria y la endivia. Su color y textura lo hacen muy atractivo, los italianos lo emplean como ingrediente principal del risotto. Se dice que el mejor se produce en Treviso. Había gran cantidad de la variedad más famosa del radicchio, que recibe el nombre de “rosso tardito”.

Pescheria-2 Nuestro paseo transcurre entre el radicchio de Treviso, excelentes alcachofas de hoja morada, berenjenas, pimientos de todos los colores, coliflores, lechugas, rúcula y todo tipo de frutas. Un espectáculo para la vista, y con ganas de hincarle el diente, a pesar de que habíamos desayunado hacía muy poquito.

Pescheria-4 Pescheria-20

El mercado se va animando, y en nuestro recorrido llegamos al entorno de la Pescheria. Los puestos descubiertos para las frutas y verduras se mezclan con los adyacentes para el pescado fresco. Situados en los bajos de los edificios colindantes o en el interior del antiguo mercado de pescado, en el mismo emplazamiento que hoy ocupa desde el siglo XIV.

Pescheria-16 El edificio actual es de principios del siglo XX, un recinto neogótico que fue diseñado no por un arquitecto, sino por el pintor Cesare Laurenti.

Aquí nuestro “menú visual” se completará a base de pescados y mariscos, procedentes en su mayoría del Mediterráneo, Adriático y algunos autóctonos de la laguna.

Pescheria-8 Pescheria-3

Pez espada, atún, sardinas, merluza, rayas, lenguados, calamares, mucho marisco. Alguna especie rara como esta denominada Canocce, con aspecto entre cigala y camarón; de color café claro y que parece tener los ojos en la cola.

Pescheria-10 El interior de la Pescheria, más puestos de pescado y marisco en un espacio muy desahogado, en penumbra por los toldos de vivos colores que cierran las arcadas. Un entorno magnífico, tanto por el atractivo de los antiguos edificios, como por su ubicación en el gran canal.

Pescheria-15 Pescheria-14

Pescheria-21

En la fachada alguna curiosidad, como la placa de la época de la Serenissima, donde se ordena el tamaño mínimo que –por especies- debe tener el pescado puesto a la venta.

Para acabar la entretenida visita al mercado, callejeamos sin rumbo por las estrechas y comerciales calles de la zona. Nos topamos con la Antiga Drogheria Mascari, un colmado con extenso surtido en bebidas, licores, especias, te, café, hierbas, dulces y bombones  italianos. No ofrecimos resistencia y nos llevamos un buen cargamento de dulces y bombones. Nos acompañarán al regreso en el equipaje de mano y creo que fueron los responsables del minucioso cacheo y “pases mágicos”, que me dieron a mi y a la maleta abierta, con una tira de  papel –supongo que reactiva a sustancias extrañas o explosivas-. Los bombones eran de autentico caracas y no hubo problema.

1 comentario:

  1. hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mi blog de viajes y turismo. Estoy seguro que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme benjycl@gmail.com

    Un saludo.

    ResponderEliminar